Como hacer una tarta de queso "New York Cheesecake" con Thermomix®

#Masas, panes y repostería 15 noviembre 2018



La mejor tarta de queso que hayas tomado jamás. Esta si que es la mejor receta de New York Cheesecake y no sé si me quedo corta en halagos.


Ingredientes:


Para la base:


400 g de galletas tipo digestive


80 g de mantequilla


50 g de almendras troceaditas


Para el relleno:


6 huevos


600 g de queso philadelphia o similar


400g de nata para cocinar


200 g de leche condensada


1 cucharadita de azucar vainillado o ralladura de limón


Cobertura:


1 bote de confitura de arándanos o frambuesas, a tu gusto.


El molde:


El molde es de 24 cm de diámetro


Instrucciones:


Para la Base:


Pon las galletas en el vaso y tritura 5 segundos a velocidad 7-9.


Añade la mantequilla y la almendra y programa 5 minutos, 80º, velocidad 3.


Para varias veces la Thermomix® para ayudar a mezclar los ingredientes con la espátula.


Vierte las galletas sobre un molde desmontable y haz una base de galletas -está caliente y es muy manejable- y las pareces del molde hasta un poco más de media altura. Como es una masa muy manejable trabájala con las manos o ayudándote con un vaso o similar.


Cuando acabes, mete al congelador mientras haces el relleno, para que enfríe y se quede dura.


Para el relleno:


Este cheesecake lo vamos a hacer al baño maría en el horno, así que antes de empezar con el relleno, ve poniendo una base o una bandeja con agua caliente.


Tranquilos, no es necesario que el molde de la tarta se sumerga dentro, con que haya condensación de agua es suficiente.


Pon el horno a 200ºC con calor arriba y abajo mientras seguimos trabajando.


Pon los huevos en el vaso, y bátelos 30 segundos en velocidad 5.


Agrega la leche condensada, la nata, la vainilla, la ralladura o esencia de limón y por último pon el queso.


Mezcla 30 segundos en velocidad 5.


Saca del congelador el molde y vierte dentro la mezcla.


Hornea 45-60 minutos a 180º con calor arriba y abajo.


Una vez termine el tiempo deja templar y mete en la nevera para servir frío.


Recuerda que cada horno es un mundo y los tiempos de horneado pueden variar.


Estará cuajada la NY si al meter un palito este sale limpio, de no ser así sigue horneando un poco más.


Si ves que se tuesta por encima mucho, tapa con papel albal.


Antes de servir y ya con la tarta a temperatura ambiente, pon encima la mermelada del sabor que más te guste.