¿Cómo hacer mi mantequilla casera?

#Salsas y guarniciones 05 febrero 2019

En la cultura francesa la mantequilla tiene mucha importancia ya que condimenta muchos platos y sustituye en algunos casos el aceite de oliva. Es sobre todo cierto en la región de Bretaña, que además tiene la peculiaridad de usar mantequilla semi-salada. 
Así que hoy os propongo crear vuestra propia mantequilla casera.


Necesitarás una buena nata con un alto contenido en materia grasa, un 33% o 35% como mínimo. La nata ideal para realizar tu mantequilla casera es aquella que incluye en su etiqueta la información “para montar”. 


Para que tu mantequilla se haga fácilmente es importante que la nata no esté fría, por lo que recuerda sacarla del frigorífico una media hora antes de empezar la receta.


Añade la nata en el vaso y pon en marcha tu Thermomix® , sin temperatura ni tiempo con velocidad 5. 


Recuerda que cuando trabajas nata tienes que realizar tú el control del resultado, no podemos indicarte tiempo como para otras recetas,
En un primer paso, la nata se montará, pero deberás seguir batiendo hasta que empiecen a aparecer trocitos sólidos.
En ese momento, el suero se separará de la crema. Extrae ese líquido (llamado "buttermilk") y, si quieres, resérvalo para hacer un bizcocho. 


Amasa la mantequilla y haz una bola. Después, métela en un bol con agua fría y hielos, para que no se derrita, y lávala para eliminar los restos de suero que hayan quedado. Escurre la mantequilla y ve cambiando el agua hasta que salga más limpia.


Una vez hayas retirado toda el agua, envuelve la mantequilla en papel absorbente. A continuación, agrega una pizca de sal y especias o hierbas al gusto. Para conservarla, colócala en un recipiente hermético y guardarla en la nevera durante máximo un mes.


Recuerda que puedes aromatizar tu mantequilla al gusto: con ajo y perejil, hierbas como albahaca, cebollino o tomillo o incluso con paprika o chile.